bienvenido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos Temas
Últimos temas
» [El primer final]
Jue Ene 22, 2015 8:10 pm por Marcus Hayes

» Registro de Físicos
Dom Ene 18, 2015 3:52 pm por Raisen

» El Mafias que se que se va de party con tu madre y a tu hermana [ID]
Dom Ene 18, 2015 10:00 am por Admin

» Raisen || Expediente.
Dom Ene 18, 2015 9:59 am por Admin

» Piros (ID)
Dom Ene 18, 2015 9:59 am por Admin

» Krystta Emmpirea
Dom Ene 18, 2015 2:16 am por Admin

» Stats de Personajes
Sáb Ene 17, 2015 11:15 pm por Admin

» [GOD:Eater]
Sáb Ene 17, 2015 5:53 pm por Glanz

» [Estrella Inversa]
Sáb Ene 17, 2015 4:39 pm por Admin

Conectados
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 8 el Vie Ene 16, 2015 7:58 pm.
Afiliados
Compañeros

Crear foro

Foroactivo en Facebook Pagina Foroactivo en Facebook YouTube de ForoactivoTV Foroactivo en Twitter


Raisen || Expediente.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Raisen || Expediente.

Mensaje por Raisen el Dom Ene 18, 2015 8:14 am

Nombre: Raisen

Sexo: Masculino – Heterosexual.

Edad: 25

Aspecto: El hombre tiene el pelo rojo como el fuego. Es de tez pálida y atractivo, con la sonrisa fácil y unos ojos que revelaban astucia. Sus ojos eran oscuros y distantes, de color ámbar, y se movía con la certeza de quienes saben muchas cosas. Su complexión física no era exagerada, quizá de unos ochenta kilógramos. Su altura tampoco era la gran cosa, medía un metro y ochenta y cinco. Su espalda estaba llena de cicatrices de distintos tamaños; las había cortas y largas. Quizá lo más llamativo en su espalda, aparte de las cicatrices, es el tatuaje que lleva el cual representa un dragón. Lleva también un pendiente en su oreja izquierda. Suele llevar una chaqueta negra, una camiseta blanca corta-manga bajo esta y un pantalón negro y largo. Calza unas botas de militares, negras y casi siempre pulidas con betún. 
Spoiler:

Personalidad: El joven es poseedor de una personalidad cínica. En extremo desconfiado también, hasta el punto de ser casi paranoico. Aquellos a los que no conoce (y a la mayoría de los conocidos igual) lles trata con frialdad, lo cual en parte no es intencional. Por esta razón, no es alguien de muchos amigos, de hecho, es bastante antisocial, no desea ni requiere la compañía de otras personas, poca es la gente que logra establecer un vínculo estrecho con él. No es alguien que considere cosas como la justicia y la honestidad muy importantes. Dicho en otras palabras, no tiene grandes impedimentos morales a la hora de actuar, y si desea algo, hará todo lo posible por conseguirlo. Sin embargo, no significa que sea egoísta o que piense solamente en sí mismo, es completamente capaz de proteger y anteponer las necesidades de aquellos a los que considere sus seres queridos, su bien ni él sabe de eso. También, pierde la paciencia con facilidad, y es bastante, bastante irritable. Aunque puede que no lo aparente, puede estar iracundo con alguien o algo, y es ahí donde se vuelve alguien con quien tener cuidado. Pacífico y serio cuando se encuentra de buen humor, violento, agresivo y algo malhablado cuando no.

Rango: Shinigami – Raso.

Historia: Era una persona medianamente normal, iba a clases, ligaba, comía, dormía, jugaba… quién se imaginaría que acabara como acabé. Nací un día normal, en una familia humilde que vivía en la ciudad. No tenía hermanos, era hijo único. Fui a la guardería, la época más feliz sin duda alguna, y con el paso del tiempo fui creciendo y adoptando una personalidad como cualquier otra persona. Entré a la primaria, donde tuve mi primera novia: una chica sin apenas pecho y con un problema que parecía mental. Y eso que había chicas bien desarrolladas. Ahora que me lo volvía a pensar me sentía estúpido. Crecí y entré a la secundaria, donde obviamente tuve mi época tonta donde hacía cosas para caerle bien a la gente. Hasta ahí todo normal, lo que realmente debo destacar son los 18 años. En aquellos tiempos sufrí varios eventos que, de algún modo u otro, me habían marcado. Mi padre sufrió de una enfermedad rara de corazón, los doctores le decían que a penas le faltaban años de vida. Madre, quien hasta el momento era la que mantenía la casa, la habían despedido del trabajo por no asistir al mismo durante un gran periodo de tiempo. Yo, entre tanto estrés y problemas, me metí en las adicciones del alcohol y las drogas. Comencé a ser otra persona muy distinta, distante, con todos aquellos que me rodeaban. Como era de esperarse, padre murió y quedamos solos ella y yo; apenas hablábamos, solía pasarme todo el día fuera de casa o ebrio en algún local de por ahí. El dinero comenzó a acabarse, la familia poco a poco iba cayéndose en picado. Los siguientes años fueron aún más oscuros, sin embargo, prefiero no recordarlos. A la edad de 25 años, y tras haberme vuelto toda una persona diferente, salía de un local a altas horas de la noche. Crucé la calle y, justo antes de tocar la acera, un camión me atropelló. Si, un camión que iba con toda velocidad me dio de lleno. Lo último que recuerdo es ver como todos se arremolinaban a mi alrededor, escuché una sirena de fondo y luego…

Luego sombras largas, la muerte del viento, quietud... Sólo el ruido de los cascos sobre las rocas y los sonidos de la respiración... Oscurecimientos, cuando las nubes se agrupan para tapar al sol... Los muros del día sacudidos por el trueno... Una claridad antinatural de objetos distantes... Una sensación fría, azul y eléctrica en el aire... Trueno de nuevo...
Una cortina vidriosa ondeaba a mi derecha: avanza la lluvia... Grietas azules dentro de las nubes... La temperatura desciende vertiginosamente, nuestro paso es continuo, el mundo ahora es un telón de fondo monocromático...
 
Abrí mis ojos de par en par y me encontré en un templo, junto a una chica de pelo negro que le llegaba hasta la cintura. Llevaba un kimono, como los del antiguo Japón, de color negro también. Sus ojos eran de color miel, y se deslizaban por los objetos que se hallaban en aquella habitación. – Bienvenido a la sociedad de las almas. Pasó mucho tiempo hasta que asimilé todo: ahora era un shinigami raso y mi misión era aniquilar monstruos que devoraban almas. Dejé de ser quien fui, me convertí en una persona distante, cínica y malhablada. A penas me relacionaba con gente, no obstante, iba a cumplir con mi misión.
 

Zanpakutô: Arma que fue entregada a Raisen al haberse convertido en un shinigami. El arma mide un metro en total, teniendo setenta centímetros de filo y 30 de empuñadura. El filo tiene un color morado y carmesí y lo atraviesan unos adornos de bronce que dibujan una cadena. La vaina está más decorada; es casi completamente de bronce y tiene un color carmesí, como parte del filo. Tiene dibujadas y representadas varias calaveras, haciendo todas ellas alusión a que la muerte siempre estará presente. Cuando se libera su Shikai, adopta una forma más grande y la empuñadura se vuelve de un color azul y dorado. Ahora un flujo de energía azul atraviesa el filo de la espada, dándole un toque más salvaje. La claymore, aparte de crecer, se vuele de oro puro.  Además, como es de esperarse, se agranda a un metro y cuarenta centímetros. Para el usuario en sí, la espada apenas pesa, sin embargo si la toma alguien ajeno le pesará varias toneladas.
Spoiler:

Modo normal.


Modo shikai.

Raisen

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 17/01/2015

Hoja de personaje
PE:
25/50  (25/50)
Stats de Personaje:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Raisen || Expediente.

Mensaje por Admin el Dom Ene 18, 2015 9:59 am

FICHA APROBADA.

Bienvenido, disfruta del foro.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 26/12/2014

Hoja de personaje
PE:
500/500  (500/500)
Stats de Personaje:

Ver perfil de usuario http://bleach-sw.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.